Nombres de demonios

En diversas religiones y culturas se han tenido, a lo largo de cientos y miles de años, una inmensa variedad de demonios que aún siguen siendo estudiados y, en ocasiones, hasta venerados.

A continuación, vas a ver cuáles son los 10 demonios más conocidos, junto con el significado de sus nombres y el origen por el cual aparecen en libros religiosos como la Biblia.

Nombres de demonios

En este artículo...

    10 nombres de demonios, significado y origen

    Lucifer

    Lucifer, cuyo nombre proviene del latín y significa, literalmente, portador de la luz (lux, luz, y ferre, llevar), es uno de los demonios más conocidos que existen.

    Tanto en la mitología romana como en el cristianismo se ha nombrado varias veces a Lucifer; en la Biblia, se lo menciona por primera vez en un texto del profeta Isaías, en una traducción hecha del griego y hebreo al latín, en el que se lo llama ángel caído.

    Se cree que el motivo por el que es un ángel caído se debe a la expulsión por parte del arcángel Miguel, al intentar sobrepasar a Dios.

    Según este antiguo relato bíblico, Lucifer expresaba lo siguiente:

    Escalaré los cielos; elevaré mi trono por encima de las estrellas de Dios; me sentaré en el monte de la divina asamblea, en el confín del septentrión escalaré las cimas de las nubes, seré semejante al Altísimo.

    En la mitología romana, Lucifer era llamado Fósforo, el hermano de Héspero.

    Belcebú

    Belcebú es, sin lugar a dudas, uno de los considerados mismísimo demonio. Su nombre original en hebreo es Ba‘al Z'vûv, el cual significa el señor de las moscas.

    A pesar de este nombre, también se lo conoce como el señor de las tinieblas y su nombramiento estaba prohibido. Es el epíteto hebreo de Baal, el dios cananeo (Baal Zebub es semejante a Belcebú).

    Se cree que los hebreos utilizaban su nombre de forma despectiva hacia los adoradores de Baal, puesto que, en sus templos, la carne utilizada en los sacrificios se dejaba allí durante días hasta que se pudría y acumulaba moscas, de allí el nombre de señor de las moscas.

    A pesar de esto, se cree que hubo una deformación en su nombre; el original hebreo de Baal era tsebal (morada o abismo), el cual se confundió luego con tsebul (mosca). Por este motivo, el nombre de señor de la gran morada o señor del abismo pasó a ser señor de las moscas.

    Leviatán

    Leviatán o liwyatan (enrollado, en hebreo) es uno de los demonios más poderosos de todos, sobre todo por su apariencia que, a diferencia de otros, no se asemeja a la de un humano, sino que se trata de una bestia marina muy similar a los dragones.

    En el Génesis se detalla cómo Dios creó a este demonio, y es también descrito por Job, asemejándolo con un dragón:

    De su boca salen hachones de fuego; centellas de fuego proceden. De sus narices sale humo, como de una olla o caldero que hierve. Su aliento enciende los carbones, y de su boca sale llama.

    Se lo nombra en distintas religiones o creencias, caso de las siguientes:

    • Judaísmo: como Lotan, caracterizado como un gigante monstruo marino, encarnación del Caos y cuya derrota dio lugar a la Creación.
    • Cristianismo: asociado con Satán y el mismísimo Diablo. Se da un diferente enfoque a Leviatán, asociándolo con la épica Creación babilónica Enuma Elish, e incluso representándolo con la fuerza del Caos.
    • Satanismo: se le nombra como uno de los cuatro príncipes del infierno junto a Satanás, Lucifer y Belial.

    Asmodeo

    Se conoce a Asmodeo como el príncipe de los demonios, cuyo nombre significa daeva de la ira, proveniente del avéstico mencionado en los textos zoroástricos daēva Aēšma.

    Su caracterización física es la de un príncipe demoníaco de tres cabezas, una de toro, otra de carnero y una de humano con corona y aliento de fuego, y una cola de serpiente.

    Su origen es distinto según la religión:

    • Libro de Tobit: Asmodeo es representado como el símbolo del deseo carnal, debido a que este demonio se había enamorado de Sara, la cual, cada vez que quería contraer matrimonio, este asesinaba a su prometido, hasta que el arcángel Rafael la ayuda a librarse, encadenándolo en Egipto.
    • Talmud judío: el rey Salomón atrapa a Asmodeo y le obliga a construir el templo de Jerusalén, y no es tratado como una criatura tan maligna como en otros libros.

    Belfegor

    Belfegor o Baal Pe'or (del hebreo, señor de la apertura) es un demonio que se menciona en la religión judía y cristiana numerosas veces.

    En un principio, en la Septuaginta y la Vulgata, era el nombre que se usaba para llamar a un dios del Moab, pueblo semita de la actual Jordania.

    Luego, se aplicó definitivamente a un demonio, siendo este uno de los más reconocidos y caracterizado en varias ocasiones en la literatura renacentista.

    Al igual que muchos otros demonios, Belfegor se origina a partir del dios cananeo Baal, como mencionamos previamente.

    En un relato bíblico se cuenta cómo los israelitas que acampaban en la llanura del Moab, conocieron a mujeres moabitas que, siguiendo el consejo del profeta Balaam para acabar con Israel, introdujeron a los varones a la religión de Baal Pe’or.

    Los hombres, siguiendo el deseo, comenzaron a idolatrarlo, provocando una masiva peste que se cobró 20.000 vidas en el pueblo hebreo. Este relato aconsejaba a los seguidores no relacionarse con mujeres extranjeras, y simbolizaba a Belfegor como la lujuria.

    Astaroth

    Astaroth es un demonio denominado como el gran duque del infierno en la primera línea jerárquica junto a Belcebú y Lucifer. Su nombre proviene de Astarte, la diosa hebrea mencionada en la Biblia como Ashtaroth, en plural.

    Es parte de la trinidad maligna, y muchas veces se puso en tela de juicio su verdadero origen, siendo considerado tanto un demonio masculino como femenino.

    Según la demonología, Astaroth es un ángel corrupto que fue obligado a bajar al infierno al visitar el mundo del hombre; a pesar de esto, se dice que no tiene ningún pecado, pero su descenso le hizo ser un príncipe coronado.

    Samael

    Samael, cuyo significado en hebreo es veneno de Dios o ceguera de Dios, es un demonio, conocido por ser el primer ángel caído y la causa por la que Eva probó la fruta prohibida.

    Es mencionado en el judaísmo y en el cristianismo en repetidas ocasiones. En el Talmud judío, Samael es el ángel guardián de Esaú, mientras que el Sotah sostiene que es, en realidad, el ángel guardián de Edom; a pesar de esto, otros autores judíos prefieren la teoría de que Samael es un arcángel de Dios.

    En la demonología, se cree que Samael es uno de los ángeles que se rebela contra Dios, conocidos como grigori, los cuales descendieron a la superficie de la tierra para emparejarse con las mujeres que la habitaban.

    Según otras teorías, Samael podría haberse rebelado en el Apocalipsis griego de Baruc, en el cual planta el árbol del conocimiento por envidia de Adán, en el cual se causaría el pecado de la fruta prohibida.

    Aamon

    Aamon es el demonio que simboliza la avaricia por las riquezas, incluso su propio nombre en hebreo significa riqueza.

    Según la demonología, es un marqués del infierno que comanda 40 legiones de demonios, siendo uno de los ayudantes de Astaroth y sirviendo lealmente a Satanachia, un comandante del ejército de Satanás. Tiene el poder de conocer tanto el pasado como el futuro de todos aquellos que realizaron pactos satánicos.

    Físicamente, Aamon es caracterizado como un hombre con cabeza de búho o lobo con cola de serpiente.

    Se cree que está inspirado en Amón, el dios egipcio al cual los judíos odiaban por el sometimiento de su pueblo por parte de Egipto. Otra teoría es que está relacionado con Ba'al hammon, un dios jefe de Cartagena cuyo nombre significa aquel que induce a la ira y asesinato.

    Belial

    Belial, cuyo nombre en hebreo significa el de ganancias corruptas, el desobediente o el rebelde (bliya'al; bliy es corrupción, ya'al es ganancia), es un demonio representado en la Biblia de Anton LaVey con el elemento tierra, relacionado estrechamente con Satanás, Lucifer, Leviatán y Lilith.

    Se le menciona varias veces en documentos antiquísimos que fueron encontrados mucho tiempo después, como en los manuscritos del mar Muerto, durante la guerra profética del bien y del mal, en la cual los hijos de las tinieblas eran fieles seguidores de Belial.

    También es nombrado en el testamento de los doce patriarcas, siendo llamado el demonio opositor directo de Dios.

    Es un demonio que fue seguido y amado por numerosas pequeñas civilizaciones, como es el caso de los sidonianos y los habitantes de Sodoma y otras poblaciones.

    Satanás

    Por último, encontramos a Satanás, que en hebreo significa adversario, y en árabe mal camino o distante. Se trata de uno de los demonios más conocidos en las religiones de todo el mundo, siendo mencionado por los abrahámicos, cristianos, islámicos, judíos, satánicos e incluso ateos.

    Por lo general, se lo relaciona fuertemente con lo negativo, el pecado, la falsedad y el mal. Los satánicos, en contraparte, lo consideran un ser divino que merece ser adorado y venerado como una fuerza positiva.

    En un principio, Satanás era un ángel muy bello con grandes dotes de piedad; sin embargo, se rebeló contra Dios y fue desterrado al infierno, convirtiéndose en el líder de la oposición contra esta deidad.

    En versiones modernas traducidas de la Biblia, se nombra muchas veces a Satán con la palabra adversario, contrario y el verbo acusar.

    Es mencionado y estudiado por diversas civilizaciones a lo largo de diversos períodos históricos, tales como los cristianos medievales, los puritanos, los mormones, los musulmanes, los hadices, los sufís e incluso en el Corán, siendo mayormente un ente aterrador y digno de guardar respeto.

    Nombres de demonios femeninos

    • Alouqua.
    • Abrahel.
    • Perisas.
    • Zalir.
    • Perséfone.

    Nombres de demonios masculinos

    • Bael.
    • Paimon.
    • Sidragaso.
    • Baalzephon.
    • Balban.

    Nombres de demonios famosos

    • Mammon.
    • Dybbuk.
    • Preta.
    • Rakshasa.
    • Abaddon.

    Nombres de demonios aztecas

    • Popocatzin.
    • Kisín.
    • Usukun.
    • Tlazolteotl.
    • Tezcatlipoca.

    Nombres de demonios en la Biblia

    • Agramon.
    • Araziel.
    • Nejustán.
    • Andras.
    • Abigor.

    Nombres de demonios poderosos

    • Balaam
    • Belial
    • Pazuzu
    • Ose
    • Behemot

    Nombres de demonios en latín

    • Incubo.
    • Lucifer.
    • Agathodæmon.
    • Morax.
    • Marchosias.

    Nombres de demonios japoneses

    • Tsukogami.
    • Kappa.
    • Jinmenju.
    • Kodama.
    • Shinigam.
    Artículos relacionados

    Conoce más significados de nombres leyendo otros artículos de nuestra página web.

    Subir